Revocos de barro y cal

Antes de revocar se ha grapado una malla para facilitar el agarre en las partes de madera de los módulos bala-box. En teoría sobre la paja no hay que usar malla porque ya agarra, pero según nos comentan, para ganar tiempo y no estar recortando tiras de malla, lo han cubierto todo. Yo no estoy muy de acuerdo ya que, aunque es cierto que agarra todo fácilmente en la malla, la penetración en la paja es mucho mejor. Tampoco han proyectado el revoco diluído… Espero que el revoco no quede “colgando” de la malla.

El revoco exterior es de “trabadillo”, una mezcla de arena, cal y yeso. Con las temperaturas tan bajas que hemos tenido, ha habido que añadirle un producto anticongelante. En principio parece que ha fraguado bien, pero el retraso en laobra nos ha llevado a estas fechas, poco idóneas para que fragüe nada.

En el caso del revoco interior ocurre lo mismo, la mezcla de arcilla con una pequeña cantidad de cal está tardando mucho en secar. Hay que dar capas finas para que se sequen.

Un detalle que no tenemos claro es cómo hacer para revocar las partes donde la paja está suelta, ya que sobre los muros de bala-box quedan espacios hasta la cubierta de forma triangular, donde se ha rellenado a mano, intentando compactar lo más posible, pero no se consiguen las paredes lisas y compactas del resto del muro.

 

En teoría se puede rellenar con una mezcla de barro y paja, que tenga mayor consistencia y permita rematar la pared al mismo nivel que sobre los bala-box, pero creo que supone un desperdicio de arcilla (que creo que habrá que comprar más) y resulta muy laborioso. Seguramente optaremos por tapar esas partes con un friso de madera, previamente cubierta la paja con una membrana que haga de barrera de vapor para evitar condensaciones de agua en la paja. De esta manera se acelera el trabajo y no hay que esperar a que seque nada. Pero en los triangulos de los lados estrechos de la casa, donde el techo sigue la pendiente diagonal, la madera quedaría rara y habría que poner mucha, así que estoy haciendo pruebas de agarre con el método de rellenar con barro y paja.

 

En el exterior ocurre lo mismo con estos triángulos, pero que además se han cubierto con tablero OSB, con lo que el agarre del revoco es casi imposible. Aquí claramente hay que optar por membrana impermeable y transpirable sobre el tablero y sobre ésta, friso de madera tratada a modo de fachada ventilada, separando el friso de la membrana con listones.

 

Techo verde

Han pasado varias semanas desde la última actualización de los avances de la obra. Realmente he escrito un post entre medias que no he querido publicar todavía, desahogándome con ciertos problemillas que hemos tenido relacionados con un tejado a medio terminar, temporales de lluvia y viento y paja mojada… en fin, algún día lo publicaré.

Pero la cosa sigue adelante y ya tenemos nuestro techo verde terminado. Primero unas fotos de la lámina de caucho EPDM que aporta la impermeabilización. Sobre ésta se pone una capa de geotextil para evitar que las raíces de las plantas dañen el caucho.

Sobre el geotextil se añade una capa de 12cm de tierra vegetal, aligerada con restos de madera, que se irá descomponiendo poco a poco y mejorará la fertilidad. En la parte baja se deja una franja de 30cm de grava que hará las veces de canalón.

 

 

 

Cerrando la cubierta

Ya tenemos cerrada la cubierta, lista para empezar con el techo verde.

En estas fotos se puede ver la capa aislante de paja.

Lo de vivir en el campo está muy bien, pero ¿qué pasa con el trabajo? (Parte 3)

Esta nueva entrada de la serie quiero hablar de una pareja de youtubers que han seguido una estrategia basada en internet para crear su negocio de la nada y a la vez poder llevar el estilo de vida que han elegido. De una forma muy resumida, lo que han hecho es:

  • Dejar sus respectivos trabajos para centrarse en su proyecto.
  • Crear unos libros de recetas veganas, nada nuevo.
  • Utilizar sus canales de Youtube para conseguir una comunidad y aumentar las ventas.
  • Reinvertir las ganancias en seguir generando contenido

Con el dinero que han ido consiguiendo de la venta de libros han comprado un enorme terreno en pleno desierto de Arizona, han construído ellos mismo una “tiny house“, han instalado un espectacular sistema de captación de agua de lluvia para ese duro clima, han hecho una instalación fotovoltáica y poco a poco van convirtiendo su trozo de desierto en un sitio habitable. Todo esto vendiendo cuatro libros de recetas veganas… no está mal.

Continue reading “Lo de vivir en el campo está muy bien, pero ¿qué pasa con el trabajo? (Parte 3)”

Lo de vivir en el campo está muy bien, pero ¿qué pasa con el trabajo? (Parte 2)

Como ya contaba en el anterior post, las posibilidades de ganarse la vida viviendo fuera de las grandes ciudades han crecido gracias Internet. El marketing se ha hecho accesible para todo el mundo y con poca o nula inversión se pueden lanzar proyectos sin miedo a arruinarse en el intento.

Hace tiempo que sigo algunos canales de Youtube de gente que utiliza este medio para crear una comunidad de seguidores, interesados en los contenidos gratuitos que en él ofrecen. Tener alcance directo a este público, que pueden llegar a ser varios miles les permite ofrecer servicios o productos de pago y contar con una masa mínima de compradores. Directamente les resuelve el principal problema que hay que salvar para vender algo en internet: darlo a conocer. Vamos a ver algunos casos de éxito.

Continue reading “Lo de vivir en el campo está muy bien, pero ¿qué pasa con el trabajo? (Parte 2)”

Lo de vivir en el campo está muy bien, pero ¿qué pasa con el trabajo? (Parte 1)

Por lo que voy leyendo, esto de irse a vivir al campo desde la ciudad es algo cíclico. Cuando las condiciones de trabajo empeoran en las ciudades mucha gente se da cuenta de que no quieren estar en esa lucha y prefieren buscar un modo de vida más austero pero más estable. En los pueblos la vivienda es más asequible, incluso a veces hay disponible alguna casa familiar o se pueden encontrar alquileres casi simbólicos y viviendas a precios que parecen de risa a ojos del urbanita hipotecado.  Si quitamos del gasto mensual la hipoteca o alquiler a precios de ciudad, la economía familiar se ve tremendamente aliviada. Pero claro, si el problema de la vivienda fuera tan sencillo de solucionar como mudarse a un pueblo todo el mundo lo haría. El puesto de trabajo presencial nos tiene atados a las ciudades. Cuantos más somos en las ciudades por culpa de nuestro trabajo, más se concentra el trabajo en ellas. Efecto bola de nieve.

Estas oleadas periódicas de gente que se va de la ciudad no terminan de cuajar. Ganarte la vida en el campo “con el campo” no es factible a la manera de antes. De nada sirve cultivar la tierra si no tienes a quién venderle las lechugas o si las tienes que regalar a intermediarios que las lleven a las ciudades. Además los urbanitas por lo general no tenemos ni idea de cómo cultivar una lechuga, porque algo tan básico como ser capaz de cubrir ciertas necesidades básicas por tu cuenta es algo que no se enseña en los colegios. Por eso solían fracasar estas “modas”. Gente sin experiencia pero altas expectativas, se mudaban a zonas remotas donde los lugareños les encasquetaban terrenos baldíos por encima del precio real.
Pero las cosas están cambiando.

Continue reading “Lo de vivir en el campo está muy bien, pero ¿qué pasa con el trabajo? (Parte 1)”

Historia de nuestra casa de paja (en construcción…)

Hace tres años nos lanzamos a lo loco a comprar una parcela. No fue ni de lejos una decisión reflexionada. No teníamos ahorros. No buscamos otras parcelas ni comparamos precios. No elegimos la ubicación por ningún criterio. Simplemente nos pudo la ilusión de tener un trozo de tierra donde poder estar a nuestro aire, donde poder tener sueltos a nuestros perros. Nos daban facilidades para pagar y nos gustó el sitio. Y ya está.

Esto podría parecer una mala decisión o qué tal vez lo podríamos haber hecho mejor. Pues seguramente, pero esta decisión sin meditar ha traído consecuencias que nunca habríamos alcanzado de haberlo planeado mejor. Si nos lo hubiéramos pensado dos veces seguramente nunca habríamos llegado a comprar nada.

Continue reading “Historia de nuestra casa de paja (en construcción…)”

Avanzando con la construcción de la casa de paja

Tras varios meses parada, la obra parece que avanza finalmente. Cuando terminemos os daré detalles de todas las dificultades que hemos encontrado en la construcción. Habíamos decidido contratar una empresa que realizara toda la obra porque no nos encontrábamos preparados ni disponíamos de tiempo para hacerla nosotros mismos pero viendo el lento avance creo que habría merecido la pena intentarlo. Os dejo unas fotos. Pronto publicaré más detalles sobre su construcción.

 

 

¡Bienvenido! ¿Quieres saber de qué va esto?

¡Hola,  bienvenido a mi blog!

¿Te interesan temas como la autosuficiencia energética, la autoproducción de alimentos, la bioconstrucción o la vida minimalista? En este blog pretendo ir contando mi experiencia de aprendizaje en un proyecto que se lleva gestando un par de años y que espero poder comenzar este verano de 2017.

La idea es construir una pequeña casa ecológica con módulos prefabricados a partir de balas de paja. Queríamos construirla con nuestras propias manos pero finalmente hemos decidido contar con profesionales, por falta de tiempo y experiencia. Alrededor de esta pequeña casa montaremos un pequeño huerto que irá creciendo según las necesidades. También tenemos algunas gallinas que viven en nuestra parcela y ellas amablemente nos proporcionan de momento huevos frescos y abono.

Pretendo experimentar con cultivos hidropónicos y tal vez de acuaponía. Haremos una pequeña instalación solar fotovoltáica. Intentaremos montar un invernadero que nos permita alargar las temporadas (y a ser posible que no se lo lleve el viento otra vez, ya os contaré…). Gestionaremos nuestras aguas grises y negras. Aprovecharemos el agua de lluvia. Intentaremos regenerar el suelo… y os contaremos todos los errores que hemos cometido y cometeremos por el camino, que de eso se trata, de aprender equivocándonos. Tomaros con mucha cautela lo que os contemos. Os advierto que no tengo ni idea de lo que estoy haciendo en el 99% de las ocasiones. No somos una referencia para aprender, sólo quiero compartir la experiencia tal cual viene.

El objetivo último de todo esto es aprender a ser más autosuficientes como lo eran nuestros abuelos, depender menos de la sociedad de consumo, pero sin pretender desconectarnos de la realidad. Queremos que este blog sirva para entrar en contacto con gente que tenga las mismas inquietudes y participar en redes colaborativas. Esto no puede funcionar como proyecto aislado.

Estas son algunas de las ideas que tenemos. Como siempre, las obligaciones que nos impone la sociedad nos deja poco tiempo para llevarlas a cabo, pero poco a poco haremos lo que podamos y lo contaremos todo aquí.

Si te interesa, suscríbete al blog para recibir un aviso por email cada vez que se publique contenido nuevo. También he abierto un canal de YouTube y una página de Facebook, síguenos para estar al corriente de lo que hacemos. Por si te interesa, el proyecto se va a desarrollar en un pueblo de la provincia de Segovia, en España. Más adelante daré detalles. También puedes contactar con nosotros por email: alfonso@entrepinosyencinas.es

 

¡Espero que las cosas que contemos te resulten interesantes!

un saludo!