La casa

El sistema constructivo que finalmente elegimos para la casa utiliza un sistema prefabricado con balas de paja llamado BALA-BOX. Como definen en su página web, BALA-BOX es un bloque modular para la construcción con paja, de fácil montaje, que reúne en un mismo elemento estructura, cerramiento y aislamiento.

bloque prefabricado bala de paja
Fuente: bala-box.com

El motivo por el que nos decidimos por la construcción con paja es básicamente el aislamiento, el precio y la sostenibilidad del material de construción. Además, en el caso de haber optado por la auto-construcción, este sistema es relativamente fácil de instalar por cualquier persona. Además, al ser autoportante, no requiere añadir una estructura previa como se hace en algunas técnicas de construcción con paja.

La construcción tiene unos 40 metros cuadrados, escaso para una vivienda pero suficiente para el uso que nosotros le vamos a dar. Puesto que no vamos a vivir en ella de manera permanente, con este tamaño es más que suficiente. Además es un primer elemento que nos permitiría alojarnos en la parcela mientras construimos una vivienda definitiva en caso de dar ese paso.

La casa está orientada al Sur – Suroeste. Lo ideal es orientarla directamente al sur tendiendo ligeramente hacia el este, para aprovechar los rayos solares en invierno, pero consideramos que estéticamente iba a quedar mejor respetando la orientación de la propia parcela y además teniendo en cuenta que ésta posiblemente no sea la construcción principal, si el día de mañana se adosa el resto de la vivienda, ésta quedaría en forma de L con el ángulo cerrado apuntando directamente al Sur. Además tampoco quisimos colocarla ocupando el lugar principal de la parcela por este mismo motivo, que no es la vivienda principal sino que formará parte de ella algún día.

Cuenta con dos ventanas grandes apuntando a la cara Sur y un gran alero que, además de proteger las paredes de la lluvia, evitan que el sol del verano entre  por las ventanas pero sí permite que entre en invierno.

 

Los muros de paja irán revocados con una mezcla de barro y mortero de cal, que permite la transpiración de los muros a la vez que impermeabiliza y protege.

El tejado también utilizará paja como aislamiento entre las vigas y tableros y sobre éste irá una lámina de caucho (EPDM) que impermeabiliza la cubierta. Sobre el caucho se creará un techo verde, con 10cm de tierra vegetal donde plantaremos algunas variedades resistentes y autóctonas, de escaso porte.