Revocos de barro y cal

Antes de revocar se ha grapado una malla para facilitar el agarre en las partes de madera de los módulos bala-box. En teoría sobre la paja no hay que usar malla porque ya agarra, pero según nos comentan, para ganar tiempo y no estar recortando tiras de malla, lo han cubierto todo. Yo no estoy muy de acuerdo ya que, aunque es cierto que agarra todo fácilmente en la malla, la penetración en la paja es mucho mejor. Tampoco han proyectado el revoco diluído… Espero que el revoco no quede “colgando” de la malla.

El revoco exterior es de “trabadillo”, una mezcla de arena, cal y yeso. Con las temperaturas tan bajas que hemos tenido, ha habido que añadirle un producto anticongelante. En principio parece que ha fraguado bien, pero el retraso en laobra nos ha llevado a estas fechas, poco idóneas para que fragüe nada.

En el caso del revoco interior ocurre lo mismo, la mezcla de arcilla con una pequeña cantidad de cal está tardando mucho en secar. Hay que dar capas finas para que se sequen.

Un detalle que no tenemos claro es cómo hacer para revocar las partes donde la paja está suelta, ya que sobre los muros de bala-box quedan espacios hasta la cubierta de forma triangular, donde se ha rellenado a mano, intentando compactar lo más posible, pero no se consiguen las paredes lisas y compactas del resto del muro.

 

En teoría se puede rellenar con una mezcla de barro y paja, que tenga mayor consistencia y permita rematar la pared al mismo nivel que sobre los bala-box, pero creo que supone un desperdicio de arcilla (que creo que habrá que comprar más) y resulta muy laborioso. Seguramente optaremos por tapar esas partes con un friso de madera, previamente cubierta la paja con una membrana que haga de barrera de vapor para evitar condensaciones de agua en la paja. De esta manera se acelera el trabajo y no hay que esperar a que seque nada. Pero en los triangulos de los lados estrechos de la casa, donde el techo sigue la pendiente diagonal, la madera quedaría rara y habría que poner mucha, así que estoy haciendo pruebas de agarre con el método de rellenar con barro y paja.

 

En el exterior ocurre lo mismo con estos triángulos, pero que además se han cubierto con tablero OSB, con lo que el agarre del revoco es casi imposible. Aquí claramente hay que optar por membrana impermeable y transpirable sobre el tablero y sobre ésta, friso de madera tratada a modo de fachada ventilada, separando el friso de la membrana con listones.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *